a cannabis society

La paradoja eslovena

Rick Simpson @ Slovenian Parliament | FOTO: Matej Mitruševski

Rick Simpson @ Slovenian Parliament | FOTO: Matej Mitruševski

LE CHEF | Eslovenia es uno de los países más pequeños de Europa, con tan sólo 2 millones de habitantes y el porcentaje más alto de consumidores de cannabis en esta parte del continente. Hay varias razones: los precios “razonables”, la buena oferta y el hecho de que Eslovenia sea un país de paso entre el sur y el norte de Europa, donde se vende la mayor parte de la hierba de contrabando, dados el estándar de vida más alto y las mejores condiciones económicas, que permiten precios mejores (más elevados) para quien vende. Pero, por supuesto, mucha marihuana se queda en Eslovenia, y esto hace que los precios sean más asequibles para los compradores.

Pues bien, esta ha sido la situación hasta hace 10-15 años. Actualmente en Eslovenia se cultiva entre el 80 y el 90% de la hierba que se consume. Ya han pasado los días en que se importaban kilos y kilos de cannabis de Holanda, Bosnia y Albania. Se podría decir que el mercado esloveno de marihuana es autosuficiente y, dado que desde 2008 hay una ley que ha reducido de “acto criminal” a “falta leve” el consumo (o posesión) de pequeñas cantidades para uso personal, algunos podrían pensar que la situación en Eslovenia es muy positiva, pero no es así para nada, como demuestran los hechos de los últimos años.

La organización SKSK (Slovenski Konopljin Socialni Club / Cannabis Social Club Eslovenia) empezó en septiembre 2013 una campaña en la que se recogieron muchas más de las dos mil firmas necesarias para una proposición de ley de iniciativa popular. Desde que el aceite de Rick Simpson fue presentado al público esloveno hace algunos años, las peticiones de legalización de la marihuana, por lo menos a nivel médico, se han hecho más fuertes, más claras y cada vez más concretas. En otoño de 2013, todos los medios de comunicación participaron en la exitosa campaña, ayudando a reunir las firmas necesarias y difundiendo noticias diarias, entrevistas, experiencias de consumidores, debates sobre los pros y las contras… Se podría pensar, después de una primera mirada, que todo esto sea fantástico pero, personalmente, cuanto más he escuchado estos debates, más me han confundido.

Parecía que nadie supiese de qué se estaba hablando. Conocidos periodistas han hablado de cómo se puede curar un cáncer con aceite de cáñamo hecho con semillas de cannabis. Y que el cáñamo es una potente terapia ilegal contra el cáncer. No mencionaré los comentarios oficiales del Comité de Salud – sólo dejadme decir que invitaron a todos los consumidores frecuentes de cannabis a participar en programas de recuperación para personas con problemas de adicción, ya que los consumidores regulares de cannabis tendrían un problema de dependencia como quien (ab)usa cualquier otro tipo de droga ilegal. A pesar de esto, el RSO (Rick Simpson Oil o hash oil) ha curado a muchas personas en Eslovenia y ha hecho que el cannabis sea más socialmente aceptado, así que la campaña del Gobierno no ha tenido mucho éxito… ¡La población ha empezado a darse cuenta de que les estaban tomando el pelo! Y SKSK ha recogido más de 22 mil firmas (2 mil eran las necesarias) y la víspera de Navidad del año pasado presentó una nueva proposición de ley al Parlamento esloveno.

En febrero de 2014, el Comité de Salud del Parlamento rechazó, como era de esperar, dos proposiciones de ley que iban a legalizar la venta de marihuana, pero muchas declaraciones de funcionarios públicos hacen pensar que los impulsores de las dos leyes han conseguido convencer al Gobierno de tomar en consideración por lo menos el uso de la marihuana medicinal. Mientras tanto la policía local, después de haberse dado cuenta de que el clima libertario en materia de cannabis se estaba difundiendo, ha intensificado la presión sobre los grow shop más expuestos, las personas visiblemente involucradas en la campaña de recogida de firmas y los cultivadores.

En este preciso momento hay algunas personas encarceladas o juzgadas por posesión de “hash oil” y/o cultivación de algunas pocas (no más de 3 o 4) plantas de cannabis en su patio. Estas personas están gravemente enfermas o tienen uno (o más) familiares que sufre alguna patología grave. Y ahora, ¿Cómo funciona el sistema? Un tío que admitió haber preparado personalmente el aceite para tratar a su mujer y su hijo (de 6 años) ha sido puesto bajo custodia y le han ofrecido la libertad condicional por un periodo de dos años. Esto significa que si dentro de los dos próximos años le encuentran con marihuana o derivados, acabaría directamente en la cárcel, sin juicio. Pero antes debería admitir ante el tribunal haber plantado una sustancia ilegal y arrepentirse de ello. Pero él no se arrepiente de nada y no acepta reconocer ninguna conducta negativa, ya que lo que estaba haciendo era intentar ayudar a las dos personas que más quiere en el mundo. Pues bien, ahora el juez pide para él un año de cárcel.

La semana pasada, los principales medios de comunicación eslovenos titulaban, engañando  a los lectores como si tuvieran 10 años, “Eslovenia legaliza la marihuana terapéutica”, “Eslovenia dice SÍ al cannabis”… Hubo sólo un titular correcto en los últimos días: “El Gobierno autoriza el uso de medicamentos derivados del THC aislado”. Subtítulo: “La nueva propuesta de ley es un fraude y daña a la gente, ya que sólo las farmacéuticas podrán vender los medicamentos con THC”. Hasta la semana pasada era imposible conseguir una prescripción médica para medicamentos como Marinol o Sativex en nuestro país, pero por suerte el Gobierno saliente ha introducido el uso de cannabis por razones médicas. O, por lo menos, ¡Eso dicen! Pero la marihuana queda en el primer grupo de drogas (junto con heroína, cocaína, etc.) mientras morfina, metanfetamina, opio, etc. están en el segundo grupo, junto al THC. De esta manera solo el THC ha cambiado de grupo, mientras nada ha cambiado con respecto a la medicina natural que puede ser proporcionada por la simple planta. En pocas palabras, el gobierno saliente ha hecho exactamente lo que la industria farmacéutica quería que hiciera… ¿Coincidencia? Afortunados los eslovenos… ¡Ahora podremos gastarnos una pasta en comprar pastillas de THC sintético en lugar de curarnos con una planta natural y nada cara!

Algunos dicen que ésta ha sido sólo la primera batalla de una larga guerra y puedo estar de acuerdo con esta visión. Pero lo que me preocupa es que dentro de tres semanas se votará en Eslovenia y, de los 15 partidos que intentan entrar en el Parlamento, sólo 1 (¡Uno!) de minoría (Zdruzena Levica) dice abiertamente SÍ a la despenalización de la marihuana. No es exactamente un panorama alentador, si se me permite.

Me gustaría concluir este artículo con otra paradoja muy eslovena. Ya he mencionado las próximas elecciones. La semana pasada, el anterior Primer Ministro Janez Jansa, que pertenece a un partido de derechas, empezó a cumplir su condena de dos años de prisión por corrupción. Mientras tanto, está al mando de la carrera electoral. Y es justamente Jansa quien hizo la vida de los consumidores de ganjah mucho más simple durante sus dos mandatos (reduciendo la posesión de delito a falta leve y cancelando en 2009 todos los juicios pendientes por posesión de pequeñas cantidades de hierba…).

Desde otro punto de vista, es la izquierda quien en Eslovenia se opone a la despenalización y quien nunca se ha ocupado de la legalización de la marihuana. Se podría concluir que, en Eslovenia, la derecha es más progresista. Una paradoja, ¿Verdad?

Sobre el autor
hoja-bnLe Chef

 Liubliana, Eslovenia. Fuma mucho y odia la hipocresía. (+)

Related Posts

  1. laura miller Reply

    Quando mi è stato diagnosticato un cancro allo stomaco nel mese di aprile del 2005, è venuto
    come uno shock totale. Ero 48, al momento, e ho pensato che era abbastanza
    sano. Il problema più grande di salute che avevo era difficoltà a deglutire. io
    sentito come cose è rimasto bloccato in gola quando ho mangiato. In caso contrario, ho avuto
    nessun dolore. Ma mia figlia Patty era preoccupato. Mi ha avuto modo di vedere un
    gastroenterologo. Ha fatto una endoscopia e trovato un posto brutto, che
    egli biopsia per il test. Quando i risultati del test è tornato, ho avuto la
    notizia che era il cancro.
    Il gastroenterologo poi mi ha mandato in un ospedale locale, dove sono
    in programma un appuntamento per un intervento chirurgico. Ma Patty e io davvero non hanno fatto
    come il modo in cui siamo stati trattati lì. Ci siamo sentiti come bestiame … solo un numero.
    Poi in un pomeriggio di Domenica, la settimana prima era di avere il mio intervento chirurgico,
    abbiamo ricevuto una telefonata da mio figlio-in-law. Aveva visto qualcosa online su
    come funziona l’olio di canapa meglio così ha ordinato per esso on line tramite:
    ricksimpsoncancermedication@gmail.com, dopo averlo usato tutto era
    andato, sono cancro libero.

Leave a Reply

*